El dilema del corto y largo plazo

Posted on Mar 26, 2019
  • Pasados ya varios años de dedicarme a la administración de portafolios, de estudiar sobre las neuro-finanzas y de atender a varios tipos de perfiles de inversionistas creo que una buena práctica es ayudar a nuestros clientes a que descubran y tengan un plan financiero con tres visiones: corto, mediano y largo plazo. Basta mencionar que hay evidencia de que el general el inversionista piensa en rendimientos de corto plazo, este quiere obtener rendimientos que solo se dan con el paso del tiempo pero en su concepción de resultados los quiere de manera pronta, de ahí que para este tipo de inversionista sea muy importante que cada mes se vea un incremento en la cartera y que pasado un año el rendimiento sea superior al mercado año tras año, algo muy difícil de lograr de manera sostenida por muchos años sobre todo si se invierte en renta variable. En cambio, si se tiene una visión con objetivos distintos plazos es muy probable que se tengan resultados muy acertados, sobre todo si se contempla una cartera con instrumentos y asignaciones bien equilibradas y diversificadas.

EN LA EMPRESA EXISTE EL MISMO DILEMA

 

  • Todas las empresas que cotizan en bolsa tienen la obligación de presentar sus reportes de manera trimestral y estos resultados de corto plazo al momento de hacerse público muchas veces tienen un impacto no menor (temporal) sobre el precio de las acciones, esta situación crea un ambiente de mucha presión sobre la dirección de las empresas que tienen que mostrar resultados en pequeños lapsos y a veces no dan pie a fortalecer los proyectos que necesariamente dependen de periodos de tiempo mayores a un trimestre. Esta volatilidad durante la época de reportes también crea un estrés adicional sobre los participantes del mercado y sirve para recordar que las inversiones en acciones son de paciencia, las variaciones abruptas de pocos días no deben ser sinónimo de pánico.

 

  • De ahí también exista el dilema en las empresas por la periodicidad de la entrega de los reportes y resultados. Por un lado los líderes de las empresas han expresado que los reportes no deberían ser trimestrales sino semestrales para poder proveer más robustez a los datos y cifras y de alguna manera no distraerse en un proceso que consume tiempo, recursos y costos; por el otro lado, existe una presión de analistas y de inversionistas que quieren rigurosamente saber todo lo que pasa en el momento por lo que esperar seis meses no es una precisamente la mejor manera de enterarse sobre lo que está haciendo o pasando en la empresa.

 

  • De ahí que la posible solución sea mejorar la relación y comunicación entre todos los participantes, es decir, entre los dueños de las empresas, dirección y gerencia, para que los inversionistas tengan la información que necesitan. Sin embargo, sigo pensando en que mientras no se tengan en mente que hay metas y decisiones que necesitan ser tomadas en el corto plazo, donde necesariamente existan metas y esfuerzos encaminados en el largo plazo y que ambos coexisten será muy difícil encontrar el justo medio que satisfaga diferentes posturas.

PARA LOS TENEDORES DE ACCIONES

  • A menudo también me encuentro con inversionistas en acciones que quisieran saber el momento justo de vender o comprar una acción, algo muy difícil de lograr de manera sostenida, debido a que nadie sabe el futuro con certeza y también a que muchas veces lo que es bueno para el largo plazo no necesariamente es bueno para el corto y viceversa. De ahí que tener un plan preconcebido antes de empezar a invertir es una de las mejores estrategias.

 

  • Regresando a la postura individual, un paso importante es identificar esas metas que son de corto y largo plazo, colocarles prioridades y decidir que riesgos o acciones estamos dispuesto a correr para la consecución de los objetivos, también es importante detallar que decisiones se tomarán bajo ciertas desviaciones y que elementos servirán para tomar una decisión. Le invito a dedicarle un tiempo a realizar este ejercicio para la empresa más valiosa: La suya propia.

México Bursátil

Asesores Financieros

Leave a Reply