El mercado no acompañó la toma de protesta

Posted on Dec 4, 2018
  • Hace seis años en el periodo entre el primero de julio y primero de diciembre del 2012 que acompaño el triunfo del ex-presidente Peña el mercado de valores tuvo un alza de 4%, se tenían altas expectativas y se vislumbraban un número de reformas que hacían pensar que se podía avanzar hacia un mayor bienestar durante el sexenio.

 

  • Dentro de las reformas estructurales se encontraban la reforma energética y educativa, sin embargo, la realidad se hizo presente y los resultados son cuestionables. En relación al desempeño durante todo el sexenio del principal indicador de la Bolsa, ha sido para términos prácticos el peor desde los inicios de la actual Bolsa Mexicana de Valores en 1978 ya que el IPyC al cierre de noviembre de este año se encuentra al mismo nivel que el cierre de noviembre del 2012. No todo puede ser atribuible a lo que México hace o deja de hacer, ya que el mundo globalizado hay muchas variables que afectan o han afectado nuestro desempeño, pero lo que si nos dice es que hemos dejado muchas cosas de hacer.

 

  • Comparando el comportamiento de la BMV de este julio y hasta el primero de diciembre se observa que en esta ocasión las expectativas no son buenas, ya que el desempeño del IPyC en ese periodo fue de -12%. Lo que observa es que el mercado se he puesto más nervioso de lo normal y en ese nerviosismo ha actuado como es su naturaleza, con movimientos fuertes. Como dato le menciono que el IPy C no mostraba una caída de esa naturaleza desde el cierre del 2008, producto de la crisis financiera hipotecaria.

 

  • Acciones de empresas como Grupo Financiero Banorte, Cemex, Mexichem, Grupo Aeropuerto del Pacífico son algunas que han visto caer su precio de manera importante entre los recientes meses de octubre y noviembre ante un escenario de incertidumbre. No hay empresa por sector que no haya visto una fuerte volatilidad en su precio.

 

  • La caída en precio no solo obedece a los temas nacionales, también la caída del precio del petróleo, la guerra arancelaria entre China y EE.UU. entre otros eventos han golpeado no solo a la renta variable nacional sino a la mundial. Sin embargo, los temas locales han contribuido a que la caída se haya exagerado.

 

  • Dado que el mercado es muy sensible, se observan acciones realmente con un descuento importante, pero como el miedo se percibe real, la decisión de aprovechar la oferta no es sencilla, obviamente el inversionista de valor observa esta caída de precios como una oportunidad. Como diría Peter Lynch: “El futuro de un inversionista no lo marca su cerebro, si no su estómago”.

 

DEUDA GUBERNAMENTAL

  • Hoy día la tasa de referencia se encuentra de igual manera a niveles no vistos desde la crisis del 2008, vemos con ello que los Cetes en sus diferentes plazos muestran una tasa del 8% y los bonos gubernamentales en niveles del 9% por lo que hay que considerarlos en la confirmación del portafolio de inversión ya con miras al 2019.

 

  • Por ende, las opciones están abiertas, tomar riesgo en acciones que se muestran subvaluadas o ir a lo seguro con un rendimiento estable y conocido. Obviamente la respuesta no es blanco o negro, también existe la opción de hacer una diversificación pero para eso hay que entender cada caso para hacerlo con sustento buscando la alternativa más inteligente.

El mercado de bitcoin ha resentido una baja importante en el año, sin embargo, hay que entender el funcionamiento del blockchain y de la tecnología detrás de las criptodivisas, para ello le invito al curso que Cripto simple y práctico. Visite nuestro portal.

 

Seguiremos escribiendo,

México Bursátil

Leave a Reply