Futuro: Entre nuestras capacidades y habilidades

Posted on May 14, 2019

En la biografía de Lee Iacocca (CEO de Chrysler) se dice que alguna vez menciono: “Estudia todo lo que quieras pero por favor haz algo con ello” , en décadas pasadas era raro encontrar personas con estudios de doctorado o post-doctorado, a menos que laboraran en el campo de la educación, bastaba con tener una carrera universitaria para tener acceso a una actividad en el mercado laboral, se decía que con ser profesionista y saber inglés era suficiente para aspirar a un empleo.

Por otro lado todavía hace unos años el dedicarse a una actividad que fuera distinta a lo que había uno estudiado era visto como raro, como que se catalogaba como fracaso el tener que ganarse el sustento en una actividad diferente a lo proyectado.

Hoy día se ha vuelto requisito indispensable para moverse en la escalera corporativa tener una especialización, una maestría para poder mostrar que se esta actualizado, de que se tienen herramientas nuevas para aspirar a mayores responsabilidades, que uno es capaz de ir por más y que uno se adapta a los mercados y nuevas realidades.

EL FUTURO ESTA AQUÍ

En esta cuarta revolución y no precisamente política, sino en la llamada Revolución Tecnológica, ya hay demasiadas señales que nos informan que habrá que convertirse en estudiantes permanentes, de que el individuo vivirá más y por ende deberá desarrollar nuevas herramientas, muchos empleos serán sustituidos por algoritmos, inteligencia artificial, tecnologías, etc.

Como menciona Andrés Openhaimer en su libro “Sálvese quien pueda” no habrá industria que salga bien librada, esto en un inicio podría generar una oleada de falta de empleos, de desequilibrio económico y de una pelea mucho más feroz en busca de oportunidades.

 

LA EDUCACIÓN SUPERIOR YA ESTA CAMBIANDO

En un documento de 50 páginas realizado por el Tec de Monterrey titulado “Credenciales alternativas” sustentan que el modelo de educación ha cambiado y ese cambio se acelerará dentro de poco, tan es así, que esta institución ya lleva preparándose para ese cambio desde hace ya varios años, modificando sus carreras, su duración, su modelo educativo, sus plataformas y medios de enseñanza, incluso hasta el perfil de sus profesores.

El seguir aprendiendo será muy sencillo, con medios y accesos para todos, en línea o presencial, con o sin costo, de ahí que aparte de tener nuevas herramientas para enfrentar esta nueva revolución se deberá contar con un pensamiento emprendedor capaz de sortear fracasos, de poseer creatividad, empatía, comunicación, colaboración y pensamiento crítico.

El plan de vida de cualquier persona ya no puede situarse en solo estudiar la carrera universitaria y volverse especialista en su profesión, hoy día deberá tener la capacidad de expandirse y sobre todo de hacer algo con lo aprendido, de llenarse de conocimiento e ideas y saberlas ejecutar y llevar a cabo.

NO TODO ESTA PERDIDO

Los futurólogos y especialistas con mentalidad positiva coinciden en que esto podría generar un abanico de oportunidades de riqueza nunca antes visto, donde los seres humanos desarrollarán herramientas donde se tengan dos o tres trabajos en línea, donde ofrezcan sus conocimientos por medios de varias plataformas en diferentes horarios y localidades, donde tendremos que desprendernos de pensar en una jubilación para empezar a disfrutar ya que seremos más longevos y con mayor cuidado de la salud, sin embargo, para aspirar a ese nuevo mundo habrá que segur capacitándose y hacer algo que valga la pena con ello como diría Lee Iacocca.

Seguiremos escribiendo,

México Bursátil

Asesores Financieros

Leave a Reply