Leer es una inversión rentable

Posted on Mar 12, 2018

Para sobrevivir y prosperar en esta nueva era, debemos estar en constante aprendizaje. Aprender mucho es la herramienta que sustituirá al trabajar mucho en la revolución del conocimiento.

GRANDES LECTORES

Mucho se ha dicho que grandes hombres de negocios dedican una parte importante de su tiempo a la lectura. Por citar algunos ejemplos se menciona que Warren Buffett dedica el 80% de su tiempo a leer (muchos reportes financieros); en su momento se supo que Barack Obama leía una hora al día en su oficina en la Casa Blanca; también que Bill Gates leía un libro a la semana. La lectura no es una generalidad de las persona de éxito pero todo indica que tiene grandes beneficios.

En un mundo donde aparentemente no hay tiempo para mayores actividades, tales como comer, trasladarse, trabajar, ejercitarse, dormir, dedicarle a la familia entre otras, ¿Cómo es posible que estas personas exitosas que se encuentran constantemente ocupadas puedan generar un espacio de cinco horas a la semana para leer?. Habrá quien diga que al ser tan millonarias no necesitan trabajar y por ende tienen ese espacio. Sin embargo, lo cierto es que igual podrían dedicar ese tiempo a realizar lo que quisieran y no precisamente leer.

La respuesta parece indicar que aprender es simplemente la mejor inversión que podemos hacer con nuestro tiempo. Hoy en día el conocimiento es una herramienta de gran valor por tanto para triunfar se requiere desarrollar la práctica de ser el eterno estudiante.

EL CONOCIMIENTO ES EL NUEVO DINERO

Con el advenimiento de la tecnología nuevos empleos desplazarán más rápido a los empleos o industrias con poca innovación, como es de observarse, las aplicaciones tecnológicas han marcado el fin del reinado de ciertos de ciertos dispositivos y empresas, tales como, video-casseteras, consolas de video juegos o video juegos físicos, calculadoras científicas, reproductores de música, relojes de pulsera tradicionales, entre otros, son artículos que se han extinguido o están en el proceso.

En el futuro no muy distante existirán flotillas de carros autónomos que podrían reducir la compra y posesión de tener un carro por familia o persona, usando nuevas fuentes de energía. Con la realidad virtual puede que los conciertos en vivo pasen a ser cosa del pasado e ir a jugar futbol o golf sea una actividad que se realice en casa por ejemplo.

Por el lado de la educación, las universidades están buscando maneras de bajar los costos ofreciendo capacitación en línea y en entrenamiento bajo-demanda, teniendo profesorado y alumnado en modalidades remotas donde no serán necesarios grandes campus y residencias aledañas.

Esto quiere decir, que para estar a la par de este conocimiento implica tener la capacidad de volverse un aprendiz de tiempo completo, dominar un sistema o tener la propiedad de algún bien o servicio no será suficiente, de ahí que el conocimiento y la apertura y ganas de irlo acrecentado será una pieza clave.

Dominar o volverse experto en alguna actividad permitirá que muchas personas se vuelvan emprendedoras y vendan o intercambien su conocimiento y el comercio se hará más dinámico, por lo que crear ese tiempo para expandir nuestras habilidades es en sí una habilidad.

Si hoy día solo existen excusas para aprender cosas nuevas será muy difícil sobresalir, por ejemplo se lee que empresas y consultoras de recursos humanos mencionan que si tienen trabajos pero no encuentran a las personas con las habilidades requeridas para desempeñarlos.

El concepto de interés compuesto aplica también para el conocimiento, se incrementa de manera exponencial en el tiempo, de ahí que leer sea un camino hacia ese crecimiento en conocimiento, por lo que cierro esta columna a una frase que se atribuye a Albert Einstein: “La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original”

EDUCACIÓN FINANCIERA

Le invito al curso de una sesión “Estrategias de inversión 2018” que se llevará a cabo el siete de abril. Para mayores informes visite www.mexicobursatil.com

 

 

 

Leave a Reply