¿Qué ha pasado con la criptoeuforia?

Posted on Jul 3, 2018

Revisar la historia y observar una burbuja financiera luce sencillo, generalmente la observación es aposteriori. Un movimiento nuevo a nivel mundial aunado a mucho dinero moviéndose de personas que lucen inteligentes, memorias frágiles con poco conocimiento financiero generando una alta especulación, son parte de los síntomas.

Al ver los gráficos del comportamiento de diversas monedas virtuales (criptos), resulta fácil identificar el mejor punto de compra y de venta, y cómo siempre, resulta muy sencillo decirlo que hacerlo. Cada cierto tiempo hay un activo o inversión que resulta ser una burbuja financiera, pero la memoria es frágil. Todavía recuerdo el año pasado recibir preguntas y comentarios sobre cómo invertir en bitcoins o en otro tipo de monedas virtuales, hoy día los preguntas se han visto reducidas drásticamente, y es que la mayoría de las criptomonedas han retrocedido en precio de manera importante, tan solo el Bitcoin muestra una minusvalía de más de 50% en lo que va del año.

A menudo se piensa que las personas adineradas tenderán a tener mayores logros y que poseen una inteligencia sobresaliente. Se adula a los ricos por serlo y el resto de la tribu intenta imitar sus inversiones, este ciclo hace que el motor especulativo continúe en marcha, ocasionando que en el corto plazo todos se sientan ganadores, sin embargo, tarde que temprano la burbuja se rompe con la salida de los pocos que iniciaron la puesta en marcha.

Como en la mayoría de las burbujas la ambición de la tribu sustentada por su frágil memoria hace subir su apuesta, incluso llegando a contraer deuda para unirse a la fiesta, ya que las ganancias son magníficas. Hoy día, las cuentas de los intermediarios (los que si hacen dinero) permiten al inversionista apalancarse hasta 100 veces el valor de su cuenta, e incluso, se permite pagar con tarjeta de crédito. Es la historia del viejo oeste solo que más sofisticada, en un mercado no regulado unos pocos imponen sus reglas.

Casi todos los días hay un lanzamiento de una ICO (oferta inicial de monedas), en la cual los inversionistas están comprando vales reemplazables en la nueva moneda, sí ésta finalmente entra en circulación; no obstante, estos vales no confieren ningún derecho de propiedad. Es pura y llanamente especulación donde mucha gente podría salir perjudicada. Tanta es la especulación que en 2017 Block.one recaudó arriba de $1,500 millones de dólares. ¿Le parece sensato?

No estoy en contra de los criptoactivos, creo que terminarán teniendo un uso y un mercado, desafortunadamente no lo sé todavía, lo que si quisiera es que se tomarán decisiones informadas, con cierto grado de racionalidad, entiendo que toda inversión es una especulación, pero en el caso de las criptomonedas, veo demasiada volatilidad aunado a que los robos de piratas cibernéticos, son una realidad.

Uno  de los problemas de las burbujas es que muy pocas traen consigo algo de valor, es necesario que sigan existiendo nuevas maneras de hacer las cosas porque eso es lo en el largo plazo trae progreso, y puede llegar  a cambiar la vida de las personas, sin embargo, queda claro que no siempre es así.

México Bursátil

Asesores Financieros

Leave a Reply