Usuarios digitales, ahorradores tradicionales

Posted on Mar 5, 2019

USUARIOS DIGITALES PERO AHORRADORES TRADICIONALES

  • Al observar el comportamiento de amigos, familiares y gente cercana es notorio es uso del celular para consultar temas de interés, se usan incluso apps de paga y con ciertos grados de sofisticación. En el caso de personas que tienen ahorros tienen su apps del banco y en algunos casos usan aplicaciones para ver el comportamiento del dólar o de ciertas acciones, sin embargo, al evaluar si la tecnología ha logrado modificar los errores a la hora de ahorrar o invertir y si esta facilidad de acceso ha ayudado a cambiar hábitos lo cierto es que todavía no se aprecia el efecto.

 

  • La mayoría de las personas en nuestro país todavía acude a una sucursal bancaria para depositar sus ahorros y se desconfía a la hora de abrir una cuenta vía internet. Es de llamar la atención que el ahorrador/inversionista sigue depositando su dinero en instrumentos que pagan por debajo de la inflación debido a que no se educa en conocer otras opciones y no quiere usar su tiempo en ver alternativas, en analizar productos, beneficios y costos.

 

  • La culpa no es del todo del usuario, hacen falta desarrollar productos distintos que despierten el interés del cliente y que le permitan interactuar por medios tecnológicos. Otro punto que me llama la atención es que si existe un buen número de usuarios que hacen uso de plataformas en línea para la compra y venta de acciones y aunque muy rentable para las casas de bolsa no es la única oferta de productos/servicios que se necesita en un país de baja cultura financiera y con un perfil de clientes conservadores.

 

  • La banca tradicional tiene una dominancia importante sobre el destino del dinero de los ahorradores y eso puede continuar por mucho tiempo más mientras el cliente o clientes potenciales no extiendan su abanico de opciones y no exijan mayores y mejores productos. Tan solo como dato el 70% del dinero ahorrado/invertido en nuestro país esta en instrumentos de deuda tradicionales, eso nos dice el apego tan fuerte a las costumbres arriba mencionadas.

 

  • A pesar de que existen sitios en internet que permiten comparar fondos de inversión, sus rendimientos, sus costos, su mezcla, el sumamente raro que un inversionista los consulte o tome la decisión de cambiarse a un nuevo servicio más rápido, más tecnológico y más económico.

 

  • Es cierto, las nuevas generaciones que son nativos digitales ya usan herramientas en línea para tomar cierto poder sobre sus finanzas, sin embargo, si no tiene un conocimiento básico sobre las distintas opciones para invertir tampoco habrá servido de mucho, ya que por más sofisticado que sea un dispositivo electrónico el que lo hace funcionar y el que toma las decisiones es el usuario mismo. Y si este último solo sabe unas cuantas pocas cosas el resultado será siendo el mismo, ya que tomará las decisiones de siempre solo que usando el celular, convirtiéndose en un inversionista más tecnológico pero no necesariamente en un mejor inversionista.

Leave a Reply